Cinco tendencias que han marcado la industria del retail este año

La primera mitad de 2017 ha sido turbulenta para la industria retail europea. Pero a pesar de que la fluctuación de divisas y de los niveles de confianza del consumidor  contribuyeron a crear un panorama un tanto convulso en el continente, los retailers demostraron su capacidad para adaptarse rápidamente a las cambiantes demandas de los consumidores.

Estas son las cinco tendencias clave de la industria que han cambiado el panorama del retail en lo que va de año:

  1. Los pagos móviles están de moda

El rol del dinero en efectivo en las transacciones de los clientes está perdiendo terreno frente a los dispositivos móviles, que se están convirtiendo en los nuevos monederos.

Según un estudio llevado a cabo por Visa, los pagos móviles serán la norma en 2020, a medida que los consumidores se vayan sintiendo cada vez más cómodos con la tecnología móvil y confíen en sus teléfonos para realizar funciones como reunir cupones de fidelización, verificar datos de identificación y almacenar facturas electrónicas.

Servicios como Apple Pay, Android Pay y Samsung Pay están creciendo en Europa, y lo más probable es que vaya todavía a más cuando entre en vigor la nueva legislación comunitaria que revolucionará la capacidad de los consumidores de llevar a cabo transacciones entre diferentes proveedores de servicios de pago.

  1. El centro comercial como espacio de socialización

Independientemente de las diferencias regionales, los centros comerciales europeos se están convirtiendo en destinos retail con una oferta de experiencias más variada, desde servicios sanitarios, oficinas, entretenimiento e incluso viviendas.

Según Drapers, este tipo de centros comerciales está proliferando en Europa. Por poner un par de ejemplos, tras finalizar una ampliación en mayo, el centro comercial Oriocenter en Bérgamo, Italia, se ha convertido en el más grande del continente, con 280 tiendas, 50 restaurantes y 14 salas de cines Multiplex. Por otro lado, el centro comercial Redi en Finlandia, actualmente en construcción, añadirá a la oferta de retail/hostelería de Helsinki cuando se inaugure, en 2018, un rocódromo para practicar la escalada, un centro de vuelo y un simulador de atracciones de feria.

  1. El retail es cada vez más “personal”

2017 está siendo un año crucial para la personalización. Los consumidores europeos reciben con los brazos abiertos un nivel de atención al cliente más cercano a sus necesidades, y los retailers se benefician de los datos que los compradores comparten, orientando sus acciones de marketing de forma individualizada.

Co-Op Dinamarca ha desarrollado «Bip & Betal» (haz bip y paga), una app que guía toda la travesía retail desde la entrada hasta la caja, y que puede ofrecer funciones personalizadas para la compra de productos de alimentación como «alarmas de alergia» a la hora de hacer pedidos de comida.

La personalización llega incluso a nivel del producto. En una pop-up store en el centro comercial Bikini de Berlín, Adidas ofreció a los compradores la opción de diseñar sus propios jerséis de lana, para posteriormente ser tejidos in situ.

  1. La belleza está en las pequeñas cosas

En muchos casos, la tienda se está convirtiendo en un espacio en el que fidelizar al cliente, más que en el que vender. Teniendo que hacer frente a subidas de los impuestos y de los precios del alquiler, los retailers de toda Europa buscan formas de aprovechar al máximo sus locales, lo que ha dado lugar a un batallón de tiendas de pequeño formato que ofrecen un catálogo selecto de productos.

Este formato de «showroom» permite al cliente explorar todo el catálogo de la marca a través de pantallas digitales distribuidas por la tienda.

En Londres, el gigante del bricolaje B&Q abrió su primera tienda de pequeño formato, con un tamaño aproximadamente 30 veces más pequeño que el de sus megatiendas. Mientras tanto, en el resto de Europa, las grandes marcas de comercio electrónico así como las establecidas en áreas periféricas también exploran los locales de menor tamaño como una oportunidad para llevar su presencia a las calles más comerciales de las grandes ciudades o para beneficiarse de la credibilidad que da un local físico.

  1. IoT fluido

Los principios del Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) se han ido extendiendo a lo largo de 2017, aumentando así el número de tiendas «conectadas». A medida que los consumidores digitales expresan su deseo de  conseguir una travesía de compra que incorpore sus experiencias online, los retailers europeos exploran formas de ofrecer una experiencia omnicanal más integrada mediante la tecnología.

Los dispositivos como estanterías y espejos inteligentes se unen a los ya existentes, como tabletas y máquinas de autoservicio, para hacer un seguimiento y una promoción más inteligente del stock.

Por ejemplo, la marca nórdica de ropa masculina Oscar Jacobson invirtió en tecnología IoT este año para reducir las tareas administrativas. Esta tecnología también ha optimizado los procesos de creación de informes y de pago, de forma que el personal de la tienda se pueda centrar más en el cliente. La marca planea implantar el click & collect e introducir próximamente un servicio que permita a los clientes especificar tejidos y tallas personalizados.

ShopperTrak ayuda a los retailers a reaccionar ante las tendencias cambiantes del comportamiento de los consumidores monitorizando y analizando la afluencia y contribuyendo a la toma de decisiones informada tanto a nivel de gerencia de la empresa como al de dirección de tienda. Descubra más sobre nuestras soluciones para retail.

Share:
0 Comments

Comments are closed

Back