¿Toca hacer limpieza de primavera con su estrategia de marketing en tiendas?

El verano está a la vuelta de la esquina, circunstancia que proporciona a los retailers un amplio abanico de oportunidades de atraer a los consumidores: las compras previas a las vacaciones; las familias que buscan actividades de ocio durante el largo periodo estival; el aumento del número de turistas o el pico comercial anual de la vuelta al cole, por poner unos ejemplos. Todas ellas y otras más facilitan a las empresas retail ocasiones para mejorar su rentabilidad mediante acciones de marketing.

Las tiendas físicas tienen la posibilidad de sacar un buen partido a la tecnología para medir con más eficacia el impacto de sus campañas de marketing. Por eso, para aprovechar al máximo el gasto veraniego, ha llegado la hora de hacer una limpieza de primavera de las tácticas de marketing utilizadas en las tiendas para garantizar que la estrategia proporciona un retorno de la inversión (ROI) para sus emplazamientos físicos.

Estas son algunos aspectos que el personal senior del departamento de marketing debe abordar para poder hacer una evaluación comparativa de la solidez de sus campañas en tiendas:

Conocer los objetivos clave

El primer paso para reforzar cualquier estrategia de marketing es tener una visión clara de los resultados. ¿Qué es lo que debe lograr una campaña exitosa?

Uno de los principales objetivos del marketing para el mundo del retail es mejorar el tráfico de consumidores: si la tienda no atrae suficientes personas, el gasto en marketing debería centrarse en aumentar la afluencia.

No obstante, también es importante saber cuáles son los resultados de un tráfico de consumidores generado mediante marketing. Si la afluencia es elevada pero la conversión es baja, el personal de marketing necesita información sobre cómo se comportan los consumidores cuando llegan a la tienda. Puede que haya problemas con las líneas de productos, los precios, la distribución de la tienda o el personal que impiden el éxito de las campañas de marketing. La única forma de resolver un problema es conocer sus causas, y en estos casos lo más habitual es que se den varios factores a la vez. Seguiremos tratando este tema más adelante.

Usar la tecnología para acercarse más a los clientes

Tal y como dijimos antes, la información sobre los clientes es esencial para garantizar que las actividades de marketing generen ROI. Tecnologías como los sistemas de conteo de personas proporcionan datos vitales sobre cómo se comportan en la tienda los compradores, pudiendo así adaptar las campañas a dichas conductas. Y las soluciones más sofisticadas del mercado están utilizando tecnología basada en la localización que registra de forma precisa cómo se mueven los consumidores en la tienda y cuánto tiempo pasan en cada lugar.

Además, se puede aprovechar la tecnología dentro del propio entorno de la tienda para ayudar a los profesionales del marketing a influenciar a los clientes cuando están frente los estantes y productos. Desde dispositivos de punto de venta móviles a balizas dentro de la tienda, los datos obtenidos pueden usarse para crear un servicio más personalizado y aumentar la relevancia de las ofertas de marketing basándose en la localización y el comportamiento del cliente a tiempo real.

Garantizar la conversión del marketing

Los retailers pueden usar la tecnología no sólo para saber cómo se mueven los compradores en la tienda, sino también para identificar dónde y cómo se realizan las conversiones en ventas. Atraer afluencia al espacio de venta es el inicio del proceso de marketing, pero lo realmente importante es convertir esas visitas en clientes.

La tecnología permite evaluar qué partes de una campaña de marketing están resultando eficaces. Puede que fuera el cartel de rebajas el motivo por que el consumidor entrara en la tienda pero ¿son los artículos en oferta aquellos que realmente acabó adquiriendo? ¿Y qué otras cosas miró o compró? Sabiendo esto se pueden afinar las acciones de marketing para garantizar que haya una clara conexión estratégica entre las campañas y los resultados comerciales.

Medir el rendimiento

Llevar a cabo una campaña sin realizar un análisis no sirve de nada. ¿Cómo se va a poder mejorar la próxima vez si no se ha evaluado su rendimiento? Medir el ROI es esencial, y el personal de marketing debe informar activamente sobre el progreso de una campaña, comparada con rendimientos anteriores y, si procede, cotejando también entre tiendas.

En toda campaña de marketing los retailers deben monitorizar el tráfico de consumidores en la tienda antes, durante y después de esta, y compararlo con la afluencia general del centro comercial o con la calle donde se ubique. También deben conocer el efecto que tienen en el negocio factores que escapan a su control, como pueden ser noticias de actualidad o inclemencias meteorológicas.

Hacer limpieza de primavera en la estrategia de marketing con ShopperTrak

Para garantizar que la actividad de marketing esté basada en información sobre los consumidores y que proporcione resultados tangibles, los retailers necesitan tecnología que registre el comportamiento de los clientes y mida el ROI. La Suite de ShopperTrak Analytics recopila, compara y analiza datos de todas las áreas del negocio retail para proporcionar una visión clara del rendimiento de las tiendas.

Para saber más sobre cómo nuestras soluciones pueden contribuir a la limpieza de primavera de su estrategia de marketing, descargue nuestro eBook, Optimise your marketing spend: embracing new technologies to get closer to your customers (Optimice su gasto en marketing: adoptar nuevas tecnologías para acercarnos más a nuestros clientes).

Si está listo para aprovechar los beneficios de las analíticas en tienda, visite nuestra web de productos.

Share:
0 Comments

Comments are closed

Back