¿Cómo afectan las diversas normativas de comercio dominical a la afluencia en retail a lo largo de la semana?

Article
Por ShopperTrak on 01-05-15

El comercio dominical es un concepto que parece haber divido a Europa. Para muchos es considerado como un día de descanso, por lo que lo habitual es que esto se vea reflejado en los horarios de apertura de los comercios minoristas. En algunos mercados, las tiendas cierran por completo ese día.

Durante muchos años ese ha sido el caso de Francia: los comercios minoristas cierran sus puertas durante el último día de la semana, salvo cinco domingos al año. Sin embargo, a principios de este año se anunció que esto iba a cambiar, permitiendo a las tiendas francesas abrir 12 domingos al año. Mientras tanto, en las zonas turísticas como París y en algunos centros comerciales de las afueras ya se permite la apertura dominical para aumentar así su atractivo de cara a los visitantes.

Aunque la noticia ha sido bien acogida entre la comunidad de comercios minoristas y centros comerciales, ¿qué impacto tendrá la relajación de la normativa de apertura dominical en la afluencia durante el resto de la semana?

A lo largo de los últimos cinco años, nuestro monitor de afluencia ha registrado un pico evidente durante los sábados en Francia, siendo este con mucho el día más popular entre los consumidores para ir de tiendas. El tráfico en comercios minoristas en el resto de días de la semana es bastante equilibrado, ya que los que no pueden comprar el sábado aprovechan para hacer su compra semanal.

Entonces, ¿qué cabe esperar en Francia a raíz del cambio en la normativa comercial? A continuación recopilamos una serie de datos sobre cómo las diversas regulaciones de comercio dominical inciden en la afluencia de otros mercados europeos.

Reino Unido
En Reino Unido, las tiendas con una superficie de más de 280 metros cuadrados pueden abrir los domingos durante seis horas consecutivas entre las 10 a. m. y las 6 p. m. Los comercios de menor tamaño, como los que se encuentran en aeropuertos, estaciones ferroviarias y tiendas de pueblo, están exentas de esta norma.

Curiosamente, incluso a pesar de la disponibilidad dominical, los consumidores británicos siguen prefiriendo el sábado para sus compras. De hecho, el 20 % de la afluencia semanal tiene lugar en ese día, frente a tan solo el 8 % de los domingos. Aún así, la actividad de los consumidores en domingo ha crecido un 0,7 % desde 2010.

La afluencia se mantiene bastante constante a lo largo del resto de la semana, siendo el jueves el día menos popular para ir de compras.

 

Alemania
Alemania cuenta con una de las legislaciones comerciales más restrictivas de Europa: las tiendas solo pueden abrir entre semana de 7 a. m. a 6:30 p. m. y hasta las 2 p. m. los sábados. El comercio dominical sigue estando limitado a las estaciones ferroviarias, aeropuertos y gasolineras.

Al igual que en Reino Unido, el 20 % de la afluencia media semanal en Alemania se produce los sábados, sin que la reducción del horario comercial tenga el efecto disuasorio que cabría suponer. El viernes también resulta un día atractivo, acumulando el 18 % de la afluencia semanal. A pesar de que los comercios permanecen cerrados el domingo, no parece que los consumidores acudan en masa a las tiendas al día siguiente: la afluencia de los lunes es la más baja de la semana.

 

Polonia
La actitud de Polonia con respecto al comercio minorista es mucho más relajada que la alemana, imponiendo apenas restricciones al comercio dominical. De hecho, las horas de apertura suelen ser las mismas que las del sábado, hasta las 9 p. m.

Con esta regulación, la afluencia media a lo largo de la semana ha permanecido mucho más constante durante los últimos cinco años. El viernes y el sábado son los días de compras preferidos tan solo por un breve margen, acumulando cada uno el 16 % de la afluencia semanal en Polonia. Sin embargo, esta cifra se compara con el 12 % del domingo y el 13 % – 15 % del resto de la semana, así que no se puede decir en este caso que haya un claro ganador. No obstante, cabe destacar que la afluencia dominical ha crecido un 0,6 % en los últimos cinco años.

 

Estos resultados muestran que el sábado sigue siendo el día favorito de la semana para ir de compras, independientemente de la normativa aplicada, aunque poco a poco va aumentando en toda Europa el atractivo de las compras dominicales.

Sin duda, la relajación de la ley francesa contará con el factor de la novedad, por lo que resultará de gran importancia para comercios minoristas y centros comerciales asignar el personal correspondiente y analizar los patrones de afluencia a lo largo de los próximos meses para ver cómo se va asentando el trafico minorista a medida que el país se acostumbra a la nueva legislación.

Todos los resultados se basan en el análisis de datos extraídos de FootFall. Encontrará más información sobre la afluencia en su mercado en la sección de tendencias de nuestra web.

FootFall ayuda a los comercios minoristas a analizar los patrones de afluencia diarios mediante nuestro Site Analytics para minoristas y Site Analytics para centros comerciales.

Lea más artículos de ShopperTrak