Los minoristas aumentan sus ganancias optimizando la relación entre el número de empleados y el volumen de clientes. Como resultado, el nivel de servicio se alinea con las necesidades de los compradores, lo que maximiza el potencial de ventas en cada una de las tiendas. Esto se consigue utilizando los datos de tráfico de cada establecimiento de forma individualizada para planificar la asignación de personal en función de la demanda.

Descargue este eBook gratuito para averiguar:

  • Por qué se debe considerar a los empleados como generadores de ingresos, no como un costo que es preciso contener.
  • Para qué sirve el ratio clientes/dependiente (Shopper-to-Associate Ratio o STAR en inglés)
  • Cuáles son tres factores clave que es preciso tener en cuenta.